Contenido exclusivo

Compartir en:

Columna de Alex Vargas: El perfil cambiado

Hoy Monterrey es un equipo sin entrenador, y más preocupante aún, es un equipo sin proyecto. Pero si hay algo que debe prevalecer más allá de quién venga y bajo qué proyecto trabajaría, es un perfil definido de profesional, persona y personalidad, para al menos, ser candidato a dirigir al Club de Futbol Monterrey. 

Hay que partir de la realidad de que Rayados no es el Real Madrid para aspirar a un figurón internacional para su banquillo, pero esa misma realidad nos ubica en que tampoco somos el ‘sacachispas’ para tener en la terna a personajes inexpertos dentro de la estrategia de un equipo top del continente americano.

A la fecha deambula una cantidad ingente de nombres para ocupar la silla rayada, muchos de estos aspirantes provienen del imaginario colectivo y otros tantos de chismes de la vecindad digital de las redes sociales. Sin embargo, hay algunos que figuran con más peso entre la prensa especializada y la información que proviene desde dentro del club.

Todo lo que se diga mientras la estufa esté prendida es tan válido como poco probable, todos ‘malabareamos’ con los dichos que nos llegan de un lado y de otro. Lo que personalmente me parece difícil de comprender es que exista quién invite a la rebeldía de apostar por entrenadores poco capacitados para el puesto vacante. El caso específico de Aldo de Nigris, Hugo Norberto Castillo y Rafael Puente.

Con todo el respeto que me merecen los antes mencionados, ninguno tiene la capacidad para ser hoy por hoy, la cabeza de un equipo valuado en 320 millones de dólares y que figura en el top 5 de los monederos más abultados del fútbol en el continente americano. No, su historia como futbolistas, sus golpes de suerte, su trabajo en fuerzas inferiores o hablar muy bonito, no deberían de ser ni siquiera parámetros para candidatearlos al puesto de Director Técnico de los Rayados.

¿EXISTE UN PERFIL RAYADO?

A eso me refiero con que traemos el perfil cambiado, pero entonces, ¿Cual debe ser el perfil para ser entrenador del Monterrey?

En un club de más de 70 años de vida hay contados logros, campeonatos y temporadas de ensueño que nos deberían de servir para generar el perfil ideal de un estratega para un equipo de este tamaño y con las aspiraciones locales, nacionales e internacionales que el equipo debe tener.

No sé, se me ocurre que un perfil idóneo pudiera ser: Los campeonatos bajo el brazo con los que llegó el Vuce, la pasión de Miguel Herrera, el profesionalismo de Diego Alonso, la estrategia de Passarella (o Sabella), la experiencia de Benito Floro, la docencia de La Volpe, solo por nombrar algunas virtudes y algunos técnicos.

Ahora haga usted el ejercicio y piense, ¿cual de los candidatos que hoy tanto se mencionan cuentan con el perfil para ser entrenador del Monterrey?

Nos estamos leyendo.

ROMPAS COLUMNA

Menú